Untitled Document
Estatuto
Historia
Visión y Misión
Autoridades
Área de Concesión
Información Contable
RSE y Balance Social
Para Proveedores
Su Cooperativa Informa
Beneficios de Asociarse
Galeria de Fotos
Envíe su CV
Untitled Document



 
 
   
 
   


Los impulsos y motivaciones para emprender el camino:

A la par que en el mundo y fundamentalmente en nuestro país, van tomando cada vez mas fuerza las ideas relacionadas con la Responsabilidad Social Empresaria (RSE), desde todos los sectores del movimiento cooperativo universal se viene impulsando la iniciativa para que las entidades solidarias efectúen anualmente su Balance Social, esto es el principal instrumento de medición de esa responsabilidad social de la empresa. La Alianza Cooperativa Internacional (ACI), el máximo organismo mundial que aglutina a instituciones solidarias de todo el universo, viene motorizando decididamente esta iniciativa, a efectos de que todas las cooperativas apliquen e incorporen definitivamente este sistema en la elaboración de sus informes anuales.

También con igual criterio la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y Otros Servicios Públicos Ltda.. (FACE), así como otras instituciones de segundo y tercer grado vinculadas al cooperativismo se han sumado a esta iniciativa. La FACE propuso dentro de las conclusiones de su XII Congreso Nacional que las cooperativas de electricidad se comprometan a llevar adelante su actividad de forma ética y responsable, cuidando especialmente su participación en la comunidad y su relación con el medio ambiente . Para ello la FACE sostiene que las mismas deberán “ difundir sus actividades en estos campos a través de distintas herramientas...” , aspectos todos que evidencian una fuerte preocupación por la realización de balances sociales.

Este concepto se vuelve a reforzar cuando se expresa que "También estimularán la formulación anual de balances sociales para que los asociados y la comunidad conozcan los principios y valores que rigen a las cooperativas a través de índices y ratios explicativos. Aquí la Federación promoverá la generación de un modelo de balance social que pueda ser aplicado por sus asociadas y que demuestre de manera clara los pormenores de la actividad social y la participación de los asociados como ítems de especial relevancia" 1 .

Con esta visión es que nuestra cooperativa decidió desde en el año 2003 iniciar el estudio e investigación sobre este apasionante tema llegando a confeccionar su primer Balance Social Cooperativo en el ejercicio 2003-2004.

La importancia del Balance Social:

En los últimos ejercicios venimos destacando la creciente importancia de la inclusión de las variables de contenido social en el análisis de los resultados de la gestión de nuestra cooperativa. Estamos convencidos que el Balance Social es la herramienta esencial a través de la cual las cooperativas pueden mostrar los resultados del accionar cooperativo y nuestra empresa así lo viene haciendo en los últimos años.

Su prioridad y trascendental importancia se explica a partir del análisis de los aspectos sociales de la cooperativa que no quedan incluidos en los informes financieros y contables, que deben elaborarse y exponerse obligatoriamente.

Este Balance "consiste básicamente en reunir, sistematizar y evaluar la información que corresponde a las dimensiones sociales que hacen a la naturaleza y a los fines de la actividad cooperativa, volcada en un documento de alcance público, donde se pueden cuantificar los datos mediante el elemento operativo del balance social que son los indicadores sociales" 2.

Los principios cooperativos como guía para evaluar la gestión social:

Para su presentación y exposición no existen normas obligatorias, sí modelos orientativos. La Cooperativa ha seleccionado uno de estos modelos que es el sugerido por un equipo de investigación del Instituto de Estudios Cooperativos de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata 3. El mismo se basa en la identidad cooperativa y en el análisis de indicadores a partir de cada uno de los Principios que rigen la vida de nuestras cooperativas.

Este modelo coincide con en el presentado por la ACI para todas las cooperativas, que toma como eje principal también, los principios cooperativos: Adhesión Abierta y Voluntaria; Control Democrático de los Socios; Participación Económica de los Socios; Autonomía e independencia; Educación, Entrenamiento e Información; Cooperación entre cooperativas y Compromiso con la comunidad.

El fundamento de este modelo reside en el hecho de que toda cooperativa al constituirse como tal, adquiere el compromiso de respetar y promover estos principios, que la diferencian de otras empresas privadas de carácter capitalista. Los mismos han sido definidos por la misma ACI y pretenden sentar las bases que orientan toda actuación y actividad de las cooperativas de acuerdo con su filosofía más profunda. El análisis del cumplimiento de los mismos puede dar una idea de si la actuación y actividad de una cooperativa está acorde con los objetivos básicos que ésta defiende desde su constitución como tal.

Los logros y avances generados:

El habernos adaptado paulatinamente a un modelo concreto, en este caso el que utiliza los principios del cooperativismo como paradigma de análisis, nos ha permitido crecer en cantidad y calidad de información. Pero además, hemos incorporado elementos nuevos que no existían en los modelos vigentes, lo cual nos coloca en una situación no sólo de ser una de las pocas cooperativas de servicios públicos del país que realiza el Balance Social, sino que además se demuestra un claro avance hacia la generación de un modelo específico que se adapta a nuestras características sin perder los elementos esenciales de este valioso Informe.

En este sentido hemos incorporado a través de los balances presentados algunos aspectos que creemos constituyen una mejora a los modelos actuales, fundamentalmente en lo que se refiere a los formatos excesivamente contables que conservan los mismos y que consideramos prioritario darle verdadero contenido social. Procuramos que esto redunde en una mejora significativa para el lector del balance como destinatario final de la información, fundamentalmente en relación a la calidad de comprensión de la información que se expone. Entre ellos podemos mencionar:

* "observaciones a los indicadores" y su fórmula de cálculo para permitir que los diferentes lectores del balance comprendan cómo se llega a los resultados expuestos,
* el agregado de "objetivos" donde se enmarcan las estrategias de responsabilidad social de la empresa,
* los "beneficios generados" con el cumplimiento de los mismos,
* el "análisis de la evolución de los datos", y
* la "fuente de la información expuesta" que indica el área o sector de la empresa responsable de la emisión de cada información.

En relación a la fuente u origen de la información que se presenta en el Balance Social, aún no se ha logrado la implementación de procedimientos informáticos sistematizados incorporados a la red interna de la Cooperativa. Por esto cabe aclarar que la información expuesta surge fundamentalmente de las estadísticas disponibles en los diferentes sectores de la empresa, que en algunos casos se readecuan y combinan con otros datos a los efectos de generar nuevos indicadores.

En este sentido, a finales del año 2006 se comenzaron las primeras reuniones con el personal especializado del área de sistemas a los fines de incorporar los primeros datos que el balance requiere a un proceso sistematizado para la recopilación de los mismos. Si bien esto es un proceso que demandará tiempo sabemos que es una herramienta fundamental que sumará calidad, rapidez y eficiencia al proceso de relevamiento, análisis y exposición de la información social.

Los beneficios alcanzados con el Balance Social:

En cuanto a sus beneficios, su elaboración periódica y sistemática ha posibilitado en los primeros ejercicios y esperamos que también en los sucesivos, ofrecer por primera vez información homogénea y sistematizada de las acciones sociales llevadas a cabo por la cooperativa; poner de manifiesto la situación social de la empresa en un momento determinado y la evolución operada a través del tiempo; permitir la autoevalución de la gestión detectando debilidades y fortalezas que nos permiten corregir errores; promover la interacción entre los miembros de la empresa y en relación a otras instituciones; facilitar la vinculación e interrelación con otras cooperativas, fundamentalmente las de características similares.

Justamente en este último aspecto es donde aún resta mucho por hacer, ya que una de las principales dificultades con la que nos encontramos, es la generación de análisis comparativos con otras cooperativas, aspecto sumamente necesario para el análisis crítico de las acciones sociales y para alcanzar uno de los objetivos fundamentales que la ACI propone con la elaboración de estos informes.

Este sigue siendo un aspecto difícil de lograr, en principio por la poca cantidad de cooperativas que realizan informes o balances sociales y fundamentalmente por las grandes dificultades que el movimiento cooperativo tiene aún en aras de compartir información y de cumplir con uno de sus máximos postulados de "cooperación entre cooperativas". En este sentido se han dado algunos avances referidos al contacto con las Cooperativas Eléctricas de Zárate y Olavaria, además de la de Mar de Ajo, con la que no sólo hemos acordado la remisión de información sino que también se ha avanzado en la posibilidad de realizar un asesoramiento en esta materia. A estos primeros contactos se suma el vínculo con la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y Servicios Públicos y algunas mutuales u otras instituciones del movimiento cooperativo que también están trabajando satisfactoriamente con el balance social (como Agricultores Federados Argentinos y la Asociación Mutual de Protección Familiar, entre otras).

El compromiso contínuo:

En forma diaria podemos comprobar cómo a medida que profundizamos la realización del Balance Social y democratizamos su conocimiento, se obtienen beneficios no sólo como otra forma de análisis de los resultados de la gestión, sino como una herramienta que nos permite mejorar la calidad de la misma.

Estamos cada vez mas convencidos de la necesidad y la importancia de informar a nuestros socios sobre los aspectos de la gestión que los informes contables y financieros no pueden reflejar, fundamentalmente porque las acciones sociales hacen a la esencia misma de organizaciones solidarias como son las cooperativas. Adoptar este compromiso y ponerlo en marcha, es en si mismo uno de los hechos destacables dentro de la misma actividad social de la cooperativa, ya que se está difundiendo a los asociados e informado a la comunidad en general sobre las diferentes actividades sociales de la empresa que redundan en beneficio para los mismos.


1. Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y Otros Servicios Públicos Ltda.. (FACE) propuso dentro de las conclusiones de su XII Congreso Nacional
2. Martínez, Gerardo F. y Bialakowsky, Alberto L. “El Balance Social en las Cooperativas. Evaluación sistemática del impacto social“
3. Fernández Lorenzo Liliana, Geba Norma, Montes Verónica y Schaposnik Rosa " "Balance Social Cooperativo Integral. Un modelo argentino basado en la Identidad Cooperativa". Cuaderno 5 Serie Investigación del Instituto Provincial de Acción Cooperativa (IPAC). La Plata, Argentina,1998. Código ISBN 987-98546-0-8.

EQUIPO RSE Y BALANCE SOCIAL
COOPERATIVA ELÉCTRICA Y OTROS SERVICIOS DE CONCORDIA LTDA.

 
Untitled Document
 
 
© 2007 Todos los derechos reservados
Cooperativa Eléctrica y Otros Servicios de Concordia Ltda.